Compartir un décimo de la Lotería de Navidad es una tradición con una larga trayectoria en nuestro país, sin embargo, puede conllevar algunas disputas. Por ello, queremos proporcionarte unos consejos que pueden serte útiles para evitar malentendidos a la hora de repartir las ganancias: 

  1. Es muy aconsejable hacer una fotocopia del billete y entregar a cada participante una copia firmada en la que se indicará el nombre y el DNI del depositario y la cantidad que juega el depositante, así como el número, serie, fracción y sorteo.
  1.  Otra opción es enviar una foto del décimo por WhatsApp o por correo electrónico. Es imprescindible que se queden reflejados los datos del depositario, los participantes y la participación de cada uno de ellos. 

En el caso de que el décimo se haya comprado de forma online, el comprobante electrónico de los décimos tiene la misma validez que los de papel y acredita su titularidad, por lo que, también, son de aplicación los consejos expuestos anteriormente. 

  1.  A la hora de cobrar un décimo compartido el que lo entrega en el banco tiene que identificar a cada ganador y su porcentaje de participación. A partir de eso, la entidad bancaria abonará el premio a la cuenta del titular para que éste lo reparta conforme lo acordado. 

Hay que tener muy presente que, si se cobrará la totalidad del importe sin identificar antes a los otros participantes, al realizar el reparto, podría parecer dicho reparto a una donación del dinero, lo que conllevaría la obligación del abono del impuesto de donaciones. 

Por otra parte, Hacienda retendrá el 20% de la parte del premio que exceda de 40.000 euros por cada décimo. 

O sea, primero se descuenta el impuesto y después se reparte la cantidad. 

  1. Si estamos ante un caso de ruptura matrimonial, el derecho a cobrar el premio va a depender del régimen matrimonial al que está sujeto el matrimonio. Si el régimen es de gananciales, corresponderá a cada uno el 50% de lo ganado. No obstante, si el régimen económico es de separación de bienes, el premio corresponderá al que ha comprado la lotería, salvo que se acredite que la han comprado con la aportación de ambos. 

Recordamos que el derecho a cobrar los premios está vigente durante los tres meses a partir del día siguiente al de la celebración de sorteo. 

  1. Por otro lado, con independencia de que, si el décimo es compartido o no, es muy aconsejable hacer una fotocopia de ambas caras del mismo, para el caso de pérdida, robo o desgaste. Si se pierde el décimo, se puede interponer una denuncia o dejar constancia de ello en Loterías y Apuestas del Estado. 

Si el décimo se estropea, hay que enviarlo a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, que determinará si se puede cobrar el premio. 

Y dicho esto, ¡muchísima suerte!

Artículo escrito por Tatiana Tsur