Día internacional del perro guía

Hoy se celebra el Día Internacional del perro guía o perro de trabajo con el objeto de conmemorar el papel que desempeñan en la sociedad estos animales debidamente entrenados que facilitan la movilidad y la independencia de las personas con discapacidad visual.  

Por ello, en nuestro país todas las personas con deficiencia visual usuarias de perro guía tienen reconocido el derecho de acceso o derecho de acceso al entorno, previsto en la Ley 5/2018, de 21 de diciembre, de acceso al entorno de las personas con discapacidad acompañadas de perros de asistencia, que les permite acceder a todos los lugares, espacios, establecimientos y transportes públicos o de uso público en su compañía.  

A pesar de la existencia de esa regulación estatal, cada Comunidad autónoma posee su propia normativa al respecto de este derecho. Por ello, el ejercicio del derecho de acceso del usuario del perro guía queda sujeto a las disposiciones previstas en la legislación de la Comunidad autónoma en la que se encuentra en cada momento.  

Dicha sujeción únicamente resulta de aplicación en cuanto a las previsiones contenidas en cada norma autonómica respecto a la libre deambulación y permanencia en los lugares, pero no respecto a los requisitos de acreditación, registro e identificación del animal puesto que en este caso resultan de aplicación los de la Comunidad autónoma en la que tenga su domicilio o residencia habitual.  

Por tanto, no es necesario que la persona con discapacidad que viaja tenga que realizar trámites específicos para el reconocimiento del antecitado derecho.  

En este sentido, entendemos conveniente destacar que nuestra Comunidad Valenciana ha sido pionera en hacer extensivo el derecho de acceso reconocido a los usuarios de perro guía a otras personas con discapacidad que también precisan de otros tipos de perros de asistencia, con inclusión de los perros incluidos en los proyectos de terapia asistida con animales de compañía,  todo ello a través de la entrada en vigor de la Ley 12/2003, de 10 de abril, sobre perros de asistencia para personas con discapacidades. 

Este derecho de acceso al entorno implica que naturalmente los perros guía estén sujetos a presupuestos y controles de salud e higiene más estrictos que los perros de compañía, por lo que cualquier reticencia de entrada de los mismos carece de fundamento.  

En conclusión, es muy importante que nos concienciemos sobre la gran labor que realiza un perro guía y sobre todo con la no distracción de los mismos mientras están asistiendo a una persona con discapacidad.  

Artículo escrito por Cynthia Zárate

Compartir noticia:

Últimas noticias

¿Cuál es el plazo para solicitar la devolución del ICIO?

Conmemorando el día internacional de la protección de datos: nuestro derecho a la privacidad

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad