barbie tribunales

¡Hey Barbie! ¿Cómo te ha ido en los tribunales?

La marca de muñecas Barbie perteneciente a la empresa estadounidense de juguetes Mattel, que actualmente está en total y absoluta tendencia tras el estreno de su película, ha ostentado una posición relevante dentro del mercado que le ha generado ser objeto de varias controversias y procedimientos judiciales. 

Entre ellos vamos a destacar aquellos que han tenido una mayor repercusión internacional.  

  1. La interminable ‘’guerra de muñecas’’ entre Barbie y Bratz

Desde 1959, Barbie ha sido la reina del mercado de las muñecas. Sin embargo, en 2001, cuando salieron al mercado las muñecas Bratz, se catapultaron rápidamente al éxito, acaparando alrededor del 40 % del mercado.  

Ante esta situación, el fabricante de Barbie decidió interponer una demanda contra la creadora de las Bratz (la empresa MGA Entertainment) y desde entonces ambas empresas se han visto inmersas en múltiples batallas judiciales por supuestas infracciones de los derechos de propiedad intelectual.  

La primera demanda fue presentada en el año 2004 por el creador de Barbie contra uno de sus antiguos empleados, Carter Bryant, como consecuencia de que mientras prestaba sus servicios para dicha empresa tuvo la idea del diseño inicial de Bratz que posteriormente llevó a MGA para su producción, vulnerando así la “cláusula de inventos“ que había suscrito con la empresa.  

Posteriormente, se interpusieron entre las empresas múltiples demandas y contrademandas por apropiación indebida de secretos comerciales, por infracción del derecho de autor y del derecho de marcas, acumulándose todas ellas, junto con las apelaciones presentadas, en una única causa a resolver ante el Tribunal Federal del Distrito de los Estados Unidos del Distrito Central de California. 

En un primer juicio, en el año 2008, la justicia dio la razón a Barbie, y concedió a Mattel una indemnización de 100 millones de dólares por los daños ocasionados, ordenando a MGA entrega la licencia y sude las muñecas Bratz junto con la suspensión de la fabricación y venta de las mismas.  

Posteriormente, dicha decisión fue revocada tras ser apelada, concluyendo el jurado que no existía robo de ningún secreto de autor, y que el creador de Barbie había actuado con premeditación y dolo, y concedió una indemnización de 3,4 millones de dólares estadounidenses por cada uno de los 26 casos de uso indebido, sumando un total de 88,5 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios.  

No obstante, el jurado concluyó que MGA y su Director General habían interferido intencionadamente en las relaciones contractuales de Mattel con el Sr. Bryant, y concedió a Mattel una indemnización de 10.000 dólares estadounidenses. 

La nueva decisión fue apelada por Barbie y la Corte de Apelaciones correspondiente, revocó el fallo que obligaba a pagar a Mattel al considerarlo infundado e invitó a ambas entidades a ‘’jugar limpio’’. 

Así que… ¿Continuará esta interminable batalla judicial o por el contrario, enterrarán el hacha de guerra? 

  1. La batalla por la famosa canción  ‘’Barbie Girl’’ de Aqua

Otro de los procedimientos judiciales en los que se ha visto inmersa una de nuestras muñecas favoritas fue a raíz del estreno del single ‘’Barbie Gil’’ por el grupo Aqua, al considerar su creador que se había arruinado la reputación de la marca y que la canción se había hecho tan conocida que había empezado a afectar a sus estrategias de marketing.  

Por el contrario, el grupo musical se defendía argumentando que hablaban de Barbie como un ‘’referente cultural, un concepto, no una marca en específico’’.  

En este caso, Barbie perdió ante los tribunales. En concreto, en el año 2003, el Tribunal Supremo de Estados Unidos, falló en contra de Mattel, confirmando que Aqua no intentaba faltarle al respeto ni a Barbie ni a su empresa, puesto que ‘’El uso del copyright no se ve afectado, porque Aqua utiliza la palabra ‘Barbie’ para transmitir un concepto particular que ellos tienen’’ y que precisamente la eliminación de la canción podría suponer una vulneración de la libertad de expresión.  

  1. Sindy, la muñeca que tuvo que cambiar de cara ante la demanda del creador de Barbie 

Finalmente, otro de los asuntos judiciales iniciados por Mattel fue contra la empresa de muñecas Sindy creada en Inglaterra en 1963. 

Inicialmente, esta nueva muñeca no tenía ningún parecido con Barbie, pero tras varias actualizaciones del producto, Sindy termina por parecer la hermana gemela de Barbie, motivo por el que Barbie se ve en la necesidad de demandar por ‘’plagio’’, argumentando su creador que  ‘’Sindy puede confundirse fácilmente con nuestro producto’’.  

Los directivos de la juguetería inglesa eran conscientes de la realidad y semejanza entre las muñecas, por lo que llegaron a un acuerdo y decidieron que modificarían la imagen y apariencia de Sindy, habiendo publicado el siguiente comunicado a dichos efectos: ‘’Hasbro ha remodelado la cabeza de Sindy de una manera que Mattel y Hasbro han acordado que es aceptable. Como resultado, Mattel acordó retirar todas las demandas pendientes relacionadas con Sindy y Barbie en todo el mundo. Cada parte será responsable de sus propios costos”. 

Y hasta aquí, los asuntos judiciales más polémicos y conocidos, pero ¿serán los últimos?. O, por el contrario, el auge y repercusión de su película, ¿hará resurgir nuevas contiendas en las que Barbie tendrá que recurrir nuevamente a los tribunales? 

Artículo escrito por Cynthia Zárate

Compartir noticia:

Últimas noticias

¿Es legal hacer una serie sobre casos reales sin el consentimiento de los protagonistas?

¿Qué establece el Real Decreto que regula la actividad de los influencers?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad